Identificarse Registrar

Ingrese a su cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Crear cuenta

La registración es sólo para alumnos y Docentes de la Institución, la ativación de la cuenta se realizará luego de verificar su afiliación a la Institución. Filas marcadas con (*) son requeridas.
Name
Username
Contraseña *
Verificación de contraseña *
Email *
Verificación de email *

Área de influencia

La organización espacial del Alto Valle del Río Negro, presenta dos tipos de paisajes: uno, vinculado a las funciones urbanas de los asentamientos y otro, caracterizado por la existencia de chacras de producción intensiva frutícola o establecimientos ganaderos de explotación extensiva. Así, "el espacio se diferencia en función de los paisajes presentes."

Caracterización

Condiciones socioeconómicas y culturales

Para comprender la génesis de este paisaje es necesario analizar el proceso histórico. En efecto, con la habilitación del riego se fraccionaron y vendieron las tierras del Estado nacional con el propósito de ser cultivadas. En función de ese objetivo las dimensiones de las parcelas fueron no menores de 100 has, ni mayores de 200 has. Sin embargo, otra fuerza participó en la formación de este paisaje: algunos adjudicatarios vendieron sus tierras en lotes menores de 50 has. Estas parcelas fueron adquiridas por inmigrantes europeos de posguerra, quienes se instalaron y se dedicaron a la agricultura.
La evolución de la subdivisión continuó, en la medida que muchos propietarios vendieron una parte de sus tierras. Esta acción fue llevada a cabo como una estrategia para afrontar los gastos de poner en producción la parcela. Una tendencia opuesta se manifestó hacia los años 1940 y 1950 cuando algunos fruticultores, en virtud de la prosperidad de la actividad, compraron otras chacras, aumentando con ello la unidad de producción. Con posterioridad, en los años sesenta y setenta, profesionales y comerciantes adquirieron chacras como una alternativa interesante de inversión productiva.

Ello dio lugar a que un 50% de los propietarios de chacras residieran en la ciudad y compartieran con otra ocupación. Por otro lado, la acumulación de superficies por parte de las empresas empacadoras y exportadoras de frutas dio lugar, sobre un antiguo paisaje de pequeñas unidades, a una concentración de la propiedad y por ende de la producción.
El paisaje rural no se restringe únicamente a la explotación frutícola que abarcó áreas pertenecientes al sector del valle, sino que también abarcó espacios de la meseta. Esas explotaciones extensivas se relacionan hoy, con la actividad fundamentalmente ganadera y muy escasamente minera.
Según los datos estadísticos arrojados por el censo de Población y Vivienda 1991, el Departamento de General Roca cuenta con población joven, con una estructura demográfica progresiva, sumando un total de 264.582 habitantes, de los cuales 131.740 son varones y 132.842 son mujeres y cuentan con 76.564 viviendas. De éste total, la ciudad de General Roca, cuenta con 61.846 hab, con 29.999 varones y 31.847 mujeres. Debemos agregar a esos datos, la población que reside en los barrios de La Ribera, Mosconi, Canale, Chacra Monte y Paso Córdoba con 6.149 habitantes, entre otros. Los datos del censo 2001, profundizan la tendencia y la localidad de General Roca Supera los 80.000 habitantes.
Esta realidad poblacional nos señala la importancia que reviste para el gran porcentaje de edades jóvenes la expansión del servicio educativo, con diversidad de ofertas de Nivel Medio y Superior, como la Capacitación técnica profesional. Por la situación señalada es que se hacen desde la Fundación San Agustín de la Norpatagonia, las ofertas educativas al Consejo Provincial de Educación de la provincia, cumpliendo con lo estipulado en la normativa que emana del consejo Federal de Educación.

Más en esta categoría: « La Institución